AGRO.- (portal frutícola).- Para la ciruela deshidratada, esta temporada ha sido de dulce y agraz. Lo dulce -literalmente- se refleja en ciruelas más grande, mayor contenido de azúcares y en definitiva una excelente calidad de fruta. Lo agraz, se refleja en una baja en los volúmenes generales exportados a nivel de industria.

En el caso se Onizzo, empresa perteneciente a Chileprunes, la baja ha sido equivalente a un 15% menos en comparación a 2019. Lo anterior junto a las dificultades operacionales propias del estado de excepción al que se han enfrentado, señaló Agustín Marín, gerente general de Onizzo.

Con oficina en Providencia y planta en Paine, Onizzo se ha consolidado en los últimos años como una de las principales firmas exportadores de ciruela deshidratada en Chile.

En efecto, con una producción de 2.750 toneladas métricas, esta empresa exporta a los cinco continentes y a cerca de 30 países, siendo sus principales destinos Polonia, México, Rusia, Italia, Alemania y Holanda.

Transcurridos los primeros 7 meses del año, ¿cuál sería el balance de la temporada 2020 para Onizzo?
En términos generales, ha sido una temporada difícil, de menos a más en la medida que se han ido superando los problemas de pandemia en los mercados de destino. Llevamos años trabajando con los agricultores para obtener mayor calibre y creo que esto se ha logrado. Nuestro foco ha estado en colocar la fruta grande.

A nivel de empresa, y relacionado al Covid-19, en Onizzo hemos implementado las medidas adecuadas que nos ha permitido funcionar casi en completa normalidad. No hemos disminuido ningún puesto de trabajo ni rebajado sueldos. Espero logremos permanecer en esta condición y aportar con nuestro grano de arena si las condiciones lo permiten.

¿Cómo se han movido los mercados internacionales este 2020?
El mercado ha estado inquieto, lo sigue estando y a la expectativa de los acontecimientos. Se ve a clientes cerrando demanda de corto plazo y algo a mediano plazo. La logística de los embarques se ha visto dificultada, dada las actuales condiciones. Ahora, la producción de Chile disminuyó este año, junto a un menor stock de enlace, y a pesar de que han mejorado los precios, con una tendencia al alza, esta menor oferta no se ha traducido en un aumento como hubiéramos esperado. La oferta francesa, con alto stock de fruta grande, nos ha jugado en contra.

¿Qué ha pasado en cuanto a los calibres?
El mercado ha estado demandando con fuerza calibres pequeños y medianos que no hemos logrado cubrir, por lo que debemos repensar la estrategia de producción con nuestros agricultores. Pienso que la industria está larga en calibres grandes, y corta en calibres medianos y pequeños… uno de los desafíos es trabajar para lograr el equilibrio entre la oferta y la demanda.

¿El relativo retorno a la normalidad en Europa está jugando algún papel relevante para la ciruela deshidratada?
Hemos estado observando mayor tranquilidad en nuestros clientes europeos, pero continúan cautos en su demanda.

¿Y cómo se ha presentado China como mercado?
En nuestro caso, no es relevante, dado que principalmente demandan fruta en estado natural, que no es nuestro foco. Ahora bien, con respecto a otros mercados asiáticos, sin duda estamos “al debe” como es el caso de Japón, India y el Sudeste Asiático.

¿Qué tendencia han podido observar en cuanto al consumo que tiene la ciruela deshidratada?
Observamos una tendencia de consumo estática en los últimos años. Por ello, con el objetivo de ampliar la idea que ha existido por años -un producto apropiado para la digestión y asociado a los adultos mayores- a través de los canales industria, pastelería, chocolatería, cocina, snack, entre otros, como industria estamos haciendo esfuerzos en relacionar la ciruela a la juventud, con una vida sana y deportiva, dadas sus excelentes características nutricionales. Por ahí va el camino…

¿Cómo se ha presentado el mercado doméstico?
Cada día observamos una mayor presencia del producto en los anaqueles de supermercado. Ha mejorado su presentación y aumentado su consumo.

Respecto a la recesión que se visualiza en Chile, puntualmente ¿cómo ven que le toca al agro y a la empresa en particular?
El agro va a ser una de las industrias que tire el carro. La demanda por productos alimenticios va a continuar a nivel local e internacional, y la gente va a seguir consumiendo y nosotros procesando y exportando. Esperemos que las políticas públicas no alteren el normal funcionamiento de esta industria. Si se dan condiciones normales, nuestra empresa, inmersa en esta industria, va a seguir creciendo
.
¿Algún punto adicional de la empresa qué pudiésemos mencionar? ¿Inversiones?
Hemos adquirido una propiedad en Paine de aproximadamente 7 hectáreas que nos va a permitir desarrollar nuestros proyectos de agroindustria a mediano y largo plazo. Por de pronto, hemos instalado el calibrado de ciruelas. Seguiremos implementando y desarrollando las herramientas que nos permitan crecer y entregar los mejores productos a nuestros clientes en todo el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *